fbpx

Vivo recibiendo cariño de su mamá adoptiva Laura Luengo Mata

¿Cuánto le gustarán a este pequeño superviviente las caricias?
 
Vivo nació prematuro y por ese motivo le abandonaron en el campo. Era mucho más pequeño, apenas tenía pelo y no tenía fuerzas ni para caminar. Cuando le rescatamos Laura Luengo Mata se hizo cargo de él y le sacó adelante. Fueron varias semanas de muchísima dedicación y trabajo, y se creó una conexión muy bonita entre los dos.
 
Ahora, cada vez que va a verle, él la busca como a su mamá para que le dé unos buenos mimos y cariño. Los corderos y sus madres establecen unos vínculos muy profundos. Como los de cualquier madre que ama a su hijo. A ellas siempre les arrebatan a sus hijos porque ese es el negocio de la ganadería. Por eso ellas se vuelven cada vez más protectoras con sus pequeños.
 
La madre de Vivo perdió a su hijo otra vez. Pero Vivo ganó una mami adoptiva y una familia enorme que le quiere y le cuida.

Comparte con el mundo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

Qué ternura de hermanitos.

Qué ternura de hermanitos. Bellota y Castaña son… Mientras Bellota disfruta de los mimitos de Edu, Castañita también se deja querer y se tumba junto a él. Bellota y Castaña

Leer más »

DEP Adolfito.

Descansa en Paz, Adolfito Ha muerto Adolfo. Estaba tranquilo ya que estaba en shock. Y aunque habían conseguido regular su temperatura, su corazón se ha parado.Creen que ha sido por

Leer más »

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.