fbpx

Oveja rescatada enferma muy agradecida

Catalina lleva ya más de un mes en el geriátrico con sus nuevas amigas y se ha adaptado perfectamente.

Se ha vuelto una fan incondicional del momento en que llegamos con el desayuno, balando como la que más, y de las caricias que nunca recibió en su vida anterior, en la que la explotaban en una granja y le arrebatan a sus bebés para llevarles al matadero

Tiene el problema de movilidad por sus articulaciones, por la artritis con la que llegó. Pero se maneja muy bien y es muy feliz con tantas nuevas amigas, también con necesidades especiales, que conviven con ella en el geriátrico. Catalina llegó hace casi dos meses y la abandonaron porque estaba enferma.

 

La encontraron en mitad de la carretera marcada para el Matadero porque en la ganadería no se da atención veterinaria a los animales individualmente y, cuando enferman, son “desechados”. Es mayor y muy agradecida porque no tuvo nada en esta vida más que maltrato y mala vida. Con el tratamiento articular ha mejorado mucho y el bulto con el que llegó era un absceso que ya tiene mucho mejor.

La primavera y el verano implica abandonos masivos de ovejas: las que no paren, las que enferman, las que el campo seco deja desnutridas o incapaces de seguir el rebaño, los corderos que nacieron demasiado pequeños o prematuros…. es terrible la vida que llevan las ovejas.

Comparte con el mundo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.