Rubí, una oveja anciana que disfruta de la vida

Cuando rescatamos a Rubí estaba ciega y embarazada. Tuvo dos preciosos bebés y no tuvo nada que temer por primera vez, porque nadie se los iba a llevar de su lado para enviarlos al matadero.
 
Rubí ya era mayor y eso fue en 2015. Por desgracia sus ojos empeoraron y empezaron a sufrir una mayor presión intraocular y le provocaba dolor. Finalmente ningún tratamiento funcionó y hace unos meses la llevamos a operar y la enuclearon. Es decir, le quitaron los ojos.
 
Ahora Rubí es mucho más feliz porque ya estaba acostumbrada a no ver nada. Vive en el geriátrico con sus mejores amigas y estamos muy pendientes de ella para que siempre tenga acceso a comida.
 
La vejez en los demás animales es como la nuestra. Y es cuando más vulnerables se sienten, y cuando más hay que ayudarles.

Autor

Comparte con el mundo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

El primer cepillado de Leño

Leño tenía unas ganas increíbles de sentirse querido y amado… Mirad en el vídeo cómo acude a la llamada para que Laura Luengo Mata le cepille y le dé cariño…

Leer más »

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.