fbpx

El cerdo Ricki está paralítico pero eso no le impide ser feliz

Cuando un cerdo come y sus orejas se mueven como pareciendo que va a volar, ese es un cerdo feliz.

Ricki llegó al santuario hace ocho años cuando era un bebé muy enfermo. Hace unos meses quedó paralizado del tercio posterior. Desde pequeñito hemos tenido que cuidar de él y ha vivido con curas constantes y algunas limitaciones. Sin embargo os sorprendería lo feliz que es, siempre sonriendo y disfrutando. Los cerdos como Ricki nunca pueden llegar a envejecer porque van a llegar Matadero con seis meses. Ricki es ya un abuelito , muy afortunado

Comparte con el mundo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

DEP Rodolfo

Descansa en Paz Rodolfo  Hoy hemos tenido que despedirnos de Rodolfo. Él era un pavo muy querido en Santuario Vegan que fue rescatado hace casi tres años cuando iba a

Leer más »

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.