fbpx

El antes y el después del cerdo Agustín

Así de pequeño era Agustín cuando le rescatamos a finales de 2016. Era tan pequeño que casi nos cabía en una mano.
Y si pasas a la segunda foto podrás verle ahora, esta misma mañana.
Es increíble cuanto puede crecer un cerdo pero más increíble aún lo cariñosos que son. Cuando te ganas la confianza de un cerdo tienes un amigo para siempre.

Comparte con el mundo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.

Santuario Vegan
TENEMOS QUE MUDARNOS

Solo quedan:

Días
Horas
Minutos
Llevamos conseguido:
0%

Te necesitamos AYÚDANOS