Descansa en Paz, Quejigo

Descansa en paz Quejigo
Descansa en Paz, Quejigo 💔
 
Ayer por la tarde llevábamos de urgencia a Quejigo a @animalesexoticos24h porque llevaba unos días que no comía y estábamos con un tratamiento.
Quejigo estaba animado y con fuerza, pero sabíamos que algo no iba bien. Y cuando, ya consiguieron hacerle las pruebas de contraste, vieron que la vejiga se había roto. Y, sin poder despedirnos y aprovechando que estaba sedado, tuvimos que pedir que le eutanasiasen. Tuvimos que decirle adiós 😢
 
Quizás desde fuera pueda parecer que somos fuertes y podemos seguir cuando sucede cosas así. Porque Quejigo era joven, apenas 2 años, y llegó de bebé. Le hemos visto crecer, hacer amigos, amar y jugar… le hemos visto VIVIR.
Le abandonaron para que muriese solo, en el campo, porque quizás su madre había muerto o porque era el segundo o tercero del parto y no creían que pudiese salir adelante.
 
Alguien le encontró a tiempo y vino al Santuario, y aquí fuimos su madre, su familia, y sobrevivió.
Los corderos son de los animales más tiernos del mundo, por su necesidad de su mamá, por sus ganas de vivir y por su inocencia y vulnerabilidad. Y el vínculo que se crea con ellos no se rompe jamás.
 
Puede parecer que somos fuertes, pero no es así. Y cada pérdida te rompe el corazón, algún trozo que aún tuvieses intacto. Se recompone con cada rescate, con cada gesto de amor de un animal rescatado. Y en ese equilibrio tan frágil, en ese miedo constante a no llegar a tiempo, transcurre el día a día en Santuario Vegan.
 
Quejigo ya había crecido y era muy amigo de Carla, de Madroño y de Flor. En pocos meses habría ido con el grupo grande de ovejas y habría tenido tantos amigos, que nunca habría llegado a jugar con todos ellos.
Pero se ha ido. Y con él una parte irrecuperable de nuestro corazón.
 
Quejigo, aquí fuiste alguien, conociste el amor y no el miedo. Recibiste cuidados cada día de tu vida y te has ido tranquilo y en un Hospital.
Tu familia que te quiere, tu querida Carla y Flor y tus cuidadores no te olvidarán jamás. 
Corre por los prados verdes e infinitos del lugar en el que estés
 

Autor

Comparte con el mundo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

El primer cepillado de Leño

Leño tenía unas ganas increíbles de sentirse querido y amado… Mirad en el vídeo cómo acude a la llamada para que Laura Luengo Mata le cepille y le dé cariño…

Leer más »

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.