fbpx

Vacas ancianas rescatadas jugando

¡Es increíble ver a las vacas abuelas jugar como si fuesen terneritas!
 
Cada vez que hay que revisar a Carmina, ya sea una espiga en el ojo, una herida o desparasitarla, tenemos que cogerla y luego meterla en la manga. Al principio era muy sencillo, pero desde que vive con Ivana y Haryana, desde que se siente querida y protegida, ha empezado a ser ella misma… y no veáis cómo es Carmina.
 
Nos toma el pelo todo el rato y provoca a las abuelas (Carmina tiene 3 años y medio, pero Ivana y Haryana tienen casi 20) para jugar con la bala de heno grande y corriendo sin parar.
 
Al final siempre se deja, pero cuando ya sus compañeras se han cansado y ya no le resulta tan divertido.

Comparte con el mundo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

DEP Rodolfo

Descansa en Paz Rodolfo  Hoy hemos tenido que despedirnos de Rodolfo. Él era un pavo muy querido en Santuario Vegan que fue rescatado hace casi tres años cuando iba a

Leer más »

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.