Bebé pato rescatado comiendo platito de guisantes.

Solo un pequeño bebé rescatado comiendo con absoluta ternura su platito de guisantes 🥰🐥
Es tan fácil enamorarse de él 💚

Se llama Luis y el martes por la tarde llegaba al Santuario. Lo encontraron en un parque donde seguramente alguien lo abandonó cuando se cansó de la gracia, el regalo o el juguete de sus hijos.
Los patos, como los pollitos, lo primero que ven cuando nacen de su huevito es su mamá. Da igual quién sea, será su mamá. Y la seguirá allá donde vaya.
Es triste porque él probablemente nunca conoció a su mamá. Nació en una incubadora y luego vendido en una tienda de pueblo de “agrocosas”. Pensó en seguir a su mamá aunque se le fuera la vida en ello y ahora sigue buscándola. Por suerte vamos a cuidar de él casi tan bien como lo habría hecho ella.

Por favor, ayúdanos a salvar vidas y dándoles los cuidados necesarios para que puedan tener una segunda oportunidad 🙏💚llega

Autor

Comparte con el mundo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

El primer cepillado de Leño

Leño tenía unas ganas increíbles de sentirse querido y amado… Mirad en el vídeo cómo acude a la llamada para que Laura Luengo Mata le cepille y le dé cariño…

Leer más »

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.